Superación personal gracias a los videos xxx

Muy buenas de nuevo compañeros, hoy os voy a contar cómo logré superar mi crisis de los 40 fácilmente y además con algo que hubiera sido lo último en lo que habría pensado, pero la solución a tus problemas es más fácil de lo que crees y por ello no tienes que estar cerrado a nada en esta vida.

No me voy a enrollar mucho porque me gusta ir al grano y aunque parezca increíble, lo único que consiguió sacarme de mi depresión fue ver videos xxx, sé que es raro que os cuente esto pero soy una persona sincera y no tengo nada que ocultar, digo las cosas como las siento.

El caso es que ninguna actividad me llenaba, las relaciones sexuales con mi mujer eran nulas y necesitaba una vía de escape, pero no me gustaba salir de fiesta ni tenía prácticamente amigos, así que me refugié en el porno y desde entonces se me abrió un universo que no parece tener fin.

Lo mejor de todo es que la mayoría de lo que consumo es porno gratis y por lo tanto es una afición barata y sana, bueno, depende de lo que te masturbes porque las cosas siempre hay que tomarlas con moderación, ya me entendéis…

Tengo prioridades y por ejemplo una de las temáticas que más me apasionan es el anal, a mi mujer jamás se me ocurriría planteárselo si quiera porque me tacharía de pervertido, pero luego ves que hay tantas mujeres que lo practican que te das cuenta de que no eres un bicho raro, ¡¡¡las raras son ellas!!!.

También me excita mucho ver un creampie vaginal, yo creo que el fin de todo hombre cuando tiene sexo con una mujer es eyacular dentro de ella y puedo pasar horas y horas viendo videos porno de esta temática, me gusta demasiado…

Por último y no menos importante lo que me pone a mil es ver a chicas con buen culo en lencería, sobretodo en braguitas, me gustan mucho más que el tanga porque da lugar a que tu imaginación vuele, ver el culo a pelo para mi no es tan excitante así que unas buenas bragas me enloquecen y sobretodo ver que están manchadas de flujo, mmmmmmmm.

Para resumir lo que quería deciros es que busquéis aquello que os llene y os entretenga porque es la única forma de evitar los pensamientos negativos y repetitivos, por muy raro que os parezca apostad por aquello que os haga felices y no penséis en los demás.