En primer lugar, sé positivo

En nuestro anterior post os hablábamos de la importancia de plantear vuestro futuro para no llegar a los 40 sin tener nada claro y que entres un una espiral de negatividad llamada “la crisis de los 40”, pues buen, hoy os daremos algunas claves para salir exitosos de ese bucle y que seáis lo más coherentes con vosotros mismos, de nada sirve martirizarse por lo que no has hecho y se trata ante todo de ser positivo. Pensad que una gran parte de la gente que nos rodea ya es bastante negativa de por si y por lo tanto vuestra tarea es contrarrestar a ese tipo de gente, como les deis la razón estáis perdidos y lo digo por experiencia.

La positividad os llevará tan lejos como vosotros queráis y en el ecuador de vuestra vida no sirve para nada pensar que podrías haber hecho tal o cual cosa, no hay tiempo, ahora es momento de empezar a ver qué es lo que te llena en la vida, qué opciones realistas tienes de hacerlo y ponerse a trabajar siendo lo más realistas posibles.

Por ejemplo a mi me encantaría ser historiador y daría cualquier cosa por poder estudiar esa rama, pero tengo una familia que alimentar y no podría permitirme estar 5 años estudiando una carrera que a lo mejor no tiene salida, por lo tanto lo coherente sería que mis ratos de ocio se los dedicara a la historia y el resto del tiempo a algo que me guste pero que pueda seguir dándome de comer hasta que me jubile.

Otro de los grandes errores que cometemos es tirar la toalla rápidamente o tener miedo a los cambios, obviamente así no puede evolucionar el ser humano y precisamente nos caracterizamos en que gracias al nivel de riesgo que estamos dispuestos a asumir hemos llegado hasta donde estamos hoy en día, aunque en ciertos aspectos casi diría que hemos involucionado, pero bueno…

No amigos, no tengáis miedo a equivocaros porque eso querrá decir que lo habéis intentado y solo con eso ya habéis hecho más que el 80% de la sociedad, estar en la zona de confort está bien siempre y cuando no seas una persona con grandes aspiraciones, pero si eres de los inquietos como es mi caso, o te mueves o te mueres y seguro que todos preferiréis lo primero ¿verdad?.

También es recomendable que tengáis un colchón económico en lugar de tirar de créditos y gastar por encima de vuestras posibilidades, cosa que se ha puesto de moda últimamente con tanto afán de consumismo, pero si estáis convencidos de lo que queréis para vuestro futuro estoy seguro de que el dinero no será ningún inconveniente, el único problema serán las trabas mentales que os pongáis vosotros mismos.